loader

El cantautor colombiano Omar Geles se destacó durante su carrera como un talentoso compositor, acordeonista y cantante. La gran musa de su vida y fuente de inspiración fue Hilda Suárez, su "madresita bella" como la llamaba cariñosamente.

Siempre destacó que después de Dios la persona más importante para él era su mamá, a quien nunca escatimó en elogíos para agradecerle y resaltarle su impecable labor como mujer y madre: "Lo más grande del ser humano después de amar a DIOS es el agradecimiento. Te agradezco tanto madre bella, te amo tanto tenemos vida eterna gracias a JESUCRISTO  feliz cumpleaños hermosa mía #HildaSuarez", como lo públicó hace unos años en sus redes sociales.

Hilda Suárez nació en Mahates, Bolivar, una mujer inteligente, trabajadora que sacó adelante 9 hijos, a los cuales describe como el motor de su vida. Desde pequeña aprendió a cocinar, emprendió vendiendo diferentes productos y trabajó lavando ropas.

Cuando era un niño Omar Geles tomó clases de acordeon, pero dejó de tocar así que doña Hilda lo insentivó ofreciendole dinero para que le tocará el acordeon. 

Fue precisamente su "viejita linda" quien inspiró uno de los himnos de la música vallenata, la canción Los Caminos de la vida, escrita en 1993, en donde relata su propia historia de vida junto a su mamá y sus hermanos. Expone los momentos de dificultad y carencias económicas que atravesaron en contraposición al espíritu de lucha de su madre.

Once días atrás, Omar Geles le dedicó la canción denominada "Lo que vivió mamá", en donde la describe como una mujer luchadora que hizo de papá y mamá. Que debía salir a buscar agua con los vecinos cuando le cortaban los servicios.

A la edad de 86 años, con gran dolor doña Hilda Suárez, la musa de Los caminos de la vida tendrá que despedir a su hijo, tal como lo escribió Omar Geles en la canción: "Y por ella no me quiero morir, Tampoco que se me muera mi vieja, Pero yo sé que el destino es así".

Foto: Facebook de Omar Geles.